domingo, 20 de julio de 2008

Dances, Batukada, agua y vino animan el primer día dedicado al Huecha


Ocho localidades han participado en la primera jornada dedicada al Río Huecha en el pabellón de la Provincia de Zaragoza en la Expo. Mientras Ainzón ha utilizado este espacio para presentar un proyecto turístico y un espectáculo musical a cargo de los más jóvenes de la localidad, Albeta y Bulbuente han deleitado a los presentes con sus dances y Agón ha trasladado a sus hardangeras hasta el recinto de Ranillas.

Una extensa lista de actividades ha animado hoy el primer Día del Río Huecha en el pabellón de la Provincia de Zaragoza, en el que la música y los espectáculos no han dejado un momento libres a los visitantes de este espacio.

A primera hora se ha celebrado el acto de recepción de los representantes de Agón, Ainzón, Alberite de San Juan, Albeta, Ambel, Bisimbre, Bulbuente y Pozuelo de Aragón, todas localidades de la ribera del Río Huecha.

El acto oficial ha dejado paso a la batukada de la Escuela de Percusión de Ainzón, que ha actuado bajo la atenta mirada de los gigantes de Agón. El grupo, formado por veinticinco niños de esta localidad de 1.300 habitantes, ha animado a los presentes con un repertorio variado, compuesto de ritmos brasileños y aragoneses.

Las bolilleras y hardangeras de Agón, población de 180 habitantes que cada año acoge una concentración de 200 profesionales especialistas en este tipo de labor ancestral, no han tenido ningún problema en compartir escenario con los percusionistas.

A media mañana la alcaldesa de Ainzón, Isabel Tabuenca, ha aprovechado su presencia en la Expo para presentar dos proyectos, uno de carácter cultural y otro turístico, donde agua y vino representan por igual a esta localidad.

RUTA DE LA GARNACHA

El proyecto de la Ruta de la Garnacha pretende crear un recorrido turístico que comprende la Comarca de Tarazona y el Moncayo, la Comarca del Campo de Borja y el Monasterio de Veruela, que alberga el Museo del Vino.

Según ha explicado José Ignacio Gracia, gerente de la D.O. Campo de Borja, este plan está impulsado por la Secretaría Nacional de Turismo, dentro de la sección de Rutas del Vino de España, a la que se han unido el Patronato de Turismo de la DPZ y el Patronato de Agricultura.

Gracia ha explicado que a todos ellos les pareció “muy oportuno darle un nombre diferenciador” a este recorrido, como es el de la garnacha, una variedad de uva reconocida internacionalmente y que “nos está proporcionando los mayores éxitos que nos podíamos imaginar para nuestros vinos, que hoy son conocidos desde Norteamérica hasta Japón y China”.

“Ahora toca el trabajo administrativo y técnico de desarrollarla y ponerla en valor”, así como “educar a los servicios turísticos para que el vino y la garnacha sean un motor turístico que podamos ofrecer al visitante de nuestra zona”, ha finalizado el responsable.

OJOS DE AGUA

Ainzón es una localidad que recoge manantiales y todas las aguas de lluvia. De ahí le viene este nombre de origen árabe, que quiere decir Ojos de agua. Su estrecha vinculación con el agua, tema que guía la Expo, ha hecho que el Ayuntamiento haya decidido presentar en la Muestra un libro que la ainzonera Ana María Zalaya escribió hace varios años.

Luchán, el bebedero de oro de Ainzón es una “charrada” imaginaria entre el cauce y el agua del río Luchán desde el mismo nacimiento del río en Ainzón. Ambos personajes cuentan anécdotas, costumbres y algo de historia del municipio a lo largo de los siete kilómetros de recorrido de río.

Luchán pertenece a la cuenca del río Huecha y es un recurso natural, socioeconómico y cultural que ya Veruela explotó para el desarrollo del Valle del Huecha. En los años de sequía se ha hecho palpable la dependencia de sus claras aguas para el propio abastecimiento municipal.

DANCE DE ALBETA

Para terminar la mañana, la localidad de Albeta ha ofrecido un tradicional dance. En Albeta se dedica el dance cada octubre en sus fiestas a la Virgen del Rosario. Es una tradición recuperada desde hace poco tiempo. Existe constancia escrita de que ya era interpretado en los lejanos albores del siglo XVIII. Hay textos de muchos dances que han sido representados: pastoradas, soldadescas, diálogos de Ángel y Diablo,… El que se hace actualmente es de moros y cristianos, el último que se hizo a mediados del siglo pasado.

Como relata el mayoral, el dance comienza con “el Zagal, joven pastor mal pagado, que saluda a la asistencia mientras echa buenos tragos. Es en una pastorada que dura muy poco rato. Continúa la función con los moros y cristianos. No sé si moros o turcos puesto que ambos son nombrados”.

Primero aparece el diablo, después el general turco, “el general de jenízaros” y el ejército otomano. Les presenta batalla el general cristiano “con su ejército valiente y el ángel”. También sale el Rabadán, hombre sencillo que va a pedir a la Virgen protección para sus campos y por fin, el Chamarluco, personaje no suele verse en otros dances y que podría compararse al “Cipotegato”. Es un personaje grotesco que, en realidad, es el más cuerdo y sensato.

A la Virgen los danzantes hacen dichos de alabanza y el Mayoral les contesta con “Motadas”. Y en medio de todo ello están las mudanzas, con las que los danzantes han congregado a un gran público a las puertas del pabellón de la provincia de Zaragoza, llamado por la fuerza de su paloteado.

No hay comentarios: